Gran Formato

10 / 07 / 2017

Marc Martí lleva confiando en Durst una década

Categorías: GRAN FORMATO / Durst



Hace ya 10 años que dura la colaboración entre Marc Martí y Durst. Fue a finales del año 2007 cuando esta empresa, con sede en Barcelona, instaló su primera impresora Durst, una Rho 351R, para impresión roll-to-roll. Desde entonces, el parque de maquinaria Durst con el que cuenta Marc Martí ha ido creciendo progresivamente; hecho por el cual, desde Durst, sus responsables expresan satisfacción y agradecimiento a partes iguales.

Marc Martí volvió a confiar nuevamente en la empresa tirolesa al adquirir un equipo Rho 512R, con el objetivo de mejorar la respuesta y la calidad de su servicio. Como señala Carles García, director general de Marc Martí: “liderar el mercado de la impresión digital de gran formato en Catalunya implica actualizaciones constantes para mantener nuestra tecnología a la vanguardia”.

Cada vez más, la empresa identifica nuevos materiales en el mercado, lo que obliga a ganar en versatilidad. La Rho 512R está equipada con la Tecnología Variodrop de Durst de 12 pl, ofrece una resolución de imagen de hasta 800 dpi, una velocidad máxima de 350 m2/h y un ancho de impresión de hasta 5 m.



Necesitamos contar con máquinas polivalentes y adaptables a cualquier aplicación que el mercado solicite”, comenta Carles García. Además, para el director general de Marc Martí, el tiempo de acción-reacción es cada vez más corto y los materiales textiles “se están incorporando cada vez más al mercado de la decoración y de la impresión doble cara”. Precisamente, por esto motivo, equiparon su equipo con una unidad para impresión textil y la opción para impresión doble cara, “tan necesaria para la impresión de banderolas”.
Carles García explica alguno de los motivos por los que decidieron volver a apostar por Dust: “confiamos desde hace muchos años en la marca y en el equipo humano que la representa. Si queremos seguir siendo competitivos tenemos que contar con el mejor equipamiento y, sobre esta variable, no vamos a asumir riesgos innecesarios. Desde hace 40 años estamos presentes en el sector. Sin duda, el equipo humano que da forma a este grupo, muy orientado al servicio y con una enraizada cultura de excelencia en la atención al cliente, es el principal activo para que, actualmente, Marc Martí sea una empresa de referencia en el sector. Nuestro servicio comercial se basa en el asesoramiento necesario para que el cliente consiga el elemento perfecto, justo lo que está buscando. Por eso, es tan importante para nosotros contar con la mejor tecnología y así ofrecer, siempre, el mejor servicio. Nos gusta lo que hacemos y el cliente lo nota”.
En el corto plazo, los principales objetivos de Marc Martí son seguir buscando la innovación y la implantación de la micro-tendencia. Para conseguirlo, todo el grupo MM está en formación constante. “Nuestro sector, cada vez más, tiende a la personalización y a la búsqueda de experiencias únicas y, en este sentido, queremos llegar a todos los segmentos indiscriminadamente. Desde los eventos, PLV, rotulaciones de vehículos, grandes superficies, señalización, etc., todos ellos gestionados como elementos únicos e irrepetibles. En definitiva, buscamos imprimir sensaciones y experiencias”, comenta Carles García.

En 2014, Marc Martí consideraba que las expectativas para los próximos años eran positivas. Para Carles García la evolución desde entonces ha sido muy satisfactoria: “De hecho, el pasado año, trasladamos nuestra central de Barcelona a una nueva sede de más de 3.000 m2. La ampliación del parque de maquinaria y la posibilidad de manipular materiales de formatos cada vez mayores nos ha impulsado a trasladarnos a una nave logística mucho mayor, donde podremos mejorar el servicio en todos los sentidos”.

A medio y largo plazo, los objetivos de Marc Martí son continuar con su tendencia de crecimiento y fortalecer su posicionamiento para desmarcarse de aquellos segmentos del mercado que priorizan el precio sobre la calidad. “Insistimos en la importancia de aportar soluciones diferenciales y seguir trabajando en el camino hacia la excelencia, sobre todo, en lo que respecta a la atención al cliente. Cómo decíamos antes”, comenta Carles García, “el servicio personalizado y la microtendencia forma parte de nuestra estrategia de negocio. Estamos preparados para afrontar otros 40 años más al servicio de nuestros clientes”.

Más información: www.durst.es