Fotografía Arte

21 / 04 / 2017

La primera imprenta española

Categorías: Servicios

Diecisiete años después de que Gutenberg sacara a la luz su primera Biblia impresa, otro alemán, precisamente, imprimía el primer manuscrito en España.


Representación de una imprenta del siglo XV.
 

También de carácter religioso, el "Sinodal de Aguilafuente" (actas de la diócesis escritas en lengua castellana) fue impreso en Segovia en 1472. Fue el obispo de dicha ciudad, Juan Arias Dávila, quien viendo la necesidad de proporcionar material impreso a sus alumnos del Estudio General de Segovia, contrató a Juan Párix (procedente de Heidelberg, Alemania) para que pusiera en marcha la primera imprenta que se conoce en territorio español.
No se tiene constancia de dónde exactamente se ubicó su taller de impresión pero sí que, entre 1472 y 1475, Párix llegó a imprimir hasta 8 libros diferentes.
 
A finales del siglo XV, en España ya se habían instalado casi una treintena de imprentas en ciudades como Barcelona, Burgos, Sevilla, Valencia o Zaragoza.
 
El primer libro no religioso impreso en la Península salió de una imprenta valenciana, en 1474, con el título “Obres o trobes en lahors de la Verge Maria” y escrito en valenciano. Este taller también estaba dirigido por un alemán, Lambert Palmart, conocido, además, por ser uno de los primeros impresores en utilizar caracteres móviles, así como fundidor de tipos. Consta documentalmente que, en 1493, vendió cierto número de punzones de letra o matrices.